La voz de Juana

Hablemos del acoso laboral

¿Sabías que en Perú, casi un tercio de mujeres aún sufre acoso laboral?

Sí, aún existe hostigamiento y discriminación de género en centros de trabajo, pese a que las mujeres ocupan cada día más puestos gerenciales.

El acoso y la discriminación de género hacia el sexo femenino, principales problemáticas del siglo pasado, persisten hoy en día en las empresas.

El 30% de peruanas sigue siendo víctimas de acoso en el trabajo, principalmente de discriminación (42%) y bullying laboral (39%), y, en menor medida, de hostigamiento sexual (19%).

Dicho porcentaje de mujeres carece de igualdad de oportunidades en su trabajo. Además, muchas son discriminadas por tener hijos o por estar embarazadas, por lo que al menos el 25% se ven obligadas a renunciar.

De este grupo, el 50% afirma haber afrontado la situación al hablar con su jefe para encontrar la manera de solucionar estos problemas; un 8% dice haber denunciado el hecho ante la Policía Nacional o el Ministerio de Trabajo mientras que un 30% señala no haber hecho nada.

En muchas empresas aún se presentan estos casos, principalmente por el silencio que guardan estas personas por miedo a perder el empleo o ser sancionadas de alguna manera.

Es recomendable buscar las instancias adecuadas para comunicar estos hechos, no tolerar actos de bullying o acoso y evitar que situaciones similares se repitan con otros colaboradores.

La ley ampara al trabajador.

MÁS MUJERES EN PUESTOS EJECUTIVOS

El 75% de peruanas reconoce que en las empresas donde trabajan existen mujeres en posiciones de alto nivel. El 25% dice que no.

El 65% indica que en sus centros laborales sí se reconoce y asciende a mujeres a puestos directivos, frente a un 21% que dice que no y un 14% que señala que no sabe.

Un factor que parece jugar a favor de esta coyuntura es la preparación de las mujeres. La capacitación es de suma importancia, sobre todo al momento de conseguir un ascenso en el trabajo.

Según el estudio, del 35% de peruanas que indica haber recibido una promoción laboral en los últimos dos años, el 71% cree que se debe al hecho de estar capacitada y el 29% confía en que se debe a la igualdad de oportunidades.

Los casos de ejecutivas exitosas en el país y el mundo son cada vez mayores. La igualdad de género y las oportunidades que se brindan en el mercado, permite concluir que el éxito no es un hecho que se base en el sexo de la persona, sino en factores relevantes como la educación, la experiencia, los valores personales y el esfuerzo que el ejecutivo le ponga a su trabajo.

Fuente: Peru21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *