La voz de Juana

Hablemos de consentimiento I

De sexo no se habla en casa o, en todo caso, se reduce a advertencias hacia las hijas (la castidad aún define “el valor” de una mujer). Esto es una consigna establecida en casi todos los hogares de nuestro país. Los padres aún consideran que ignorar el tema se traduce en que el hecho nunca se dé. Terrible error. Pronto los jóvenes se enfrentan a un cúmulo de sensaciones naturales a las que no pueden dar respuestas o, aquellas que dan, pueden ser erradas. Por eso hoy decidimos abordar en una serie de publicaciones el tema del consentimiento. Anímate a compartirlo.

NO es NO

Asistimos a diario a variedad de historias que retratan a la mujer como aquella que “se hace la difícil”. En redes sociales muchas imágenes difunden la idea de que el “no” de una mujer es un “sí”. Inclusive atestiguamos a chicas que en vídeo declaran la complejidad de la mujer, como si de seres de otro planeta habláramos.

No, amigo, no somos seres misteriosos. No hablamos una lengua compleja donde todo quiere decir lo contrario. Acepta un “no” y respétalo. Esa es la mejor forma de demostrar aprecio por la mujer con la que estás tratando. También existen algunos indicios que te pueden llevar a esa conclusión, sin necesidad de un “no” explícito. Opta por preguntarle a tu pareja si todo va bien.

Lectora, no temas a decir “no” si te sientes incomoda, si tienes miedo, si no estás segura, sé sincera. No importa si ya te encuentras en la habitación, desnuda. No le debes nada a nadie. Probablemente sea difícil, tal vez (en el caso de una relación estable) desees anteponer el bienestar de tu pareja o temas ser dejada de lado. Ideas como estas, deséchalas. Una relación que se base en ti cediendo en contra de tu voluntad será abusiva y desgastante.

Esto puede resultar un tanto obvio para algunos pero es un concepto que necesita ser reforzado en nuestra sociedad. Así que internalízalo o coméntaselo a tu amiga, hermana, sobrina o hija. Háblalo con franqueza.

 

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *