La voz de Juana

El trabajo y las mujeres

El trabajo de las mujeres ha sido definido desde dos perspectivas, que si bien no son  excluyentes, tienden a no cruzarse en el análisis de los economistas. La primera es la visión feminista del trabajo como actividad humana que otorga lugares diferenciados en la sociedad a las mujeres y los hombres con base en el valor social que esa diferencia confiere al trabajo mismo. La segunda, es la visión del empleo que genera ingresos relativos a la educación y calificación de la persona que vende su fuerza de trabajo.

La perspectiva feminista desató la reflexión sobre las actividades de las mujeres, los conocimientos necesarios para llevarlas a cabo, la ubicación social del cuerpo de las trabajadoras y el valor económico que se les reconoce. Según ello, las “tareas” y los “deberes” que la sociedad impone a las mujeres por el hecho de serlo son trabajo invisibilizado, obligatorio y no remunerado.

Desde esta perspectiva, el trabajo no asalariado de las mujeres abarca aproximadamente el 60% de toda la producción humana especializada. No obstante, se le considera como una actividad “natural” de las mujeres, ya que esa naturalización sirve para evitar que sea remunerada. El trabajo de las mujeres es por lo tanto, el remanente del trabajo esclavo en la sociedad capitalista, misma que se sostiene en él.

La segunda perspectiva de lo que es el trabajo femenino toma en cuenta la participación de las mujeres en los mercados de trabajo del mundo, que durante las décadas de 1980 y 1990, según la Organización Internacional del Trabajo, aumentó sustancialmente. Esta perspectiva analiza el derecho laboral, la remuneración de las empleadas y su posibilidad de alcanzar la independencia económica.

Para finalizar, es indispensable saber que toda mujer trabaja, aunque en América Latina sólo el 47% de ellas esté inserto en el mercado laboral. Trabajo es la actividad social que nos da un lugar en el mundo, que es valorada por un colectivo y que es indispensable para nuestra autodefinición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *