Icónicas

Dorothea Lange, una fotógrafa humanista

Influyente fotoperiodista documental estadounidense, más conocida por su obra la “Gran Depresión”. Las fotografías humanistas de Lange sobre las  consecuencias de la Crisis del 29 la convirtieron en una de las reporteras más destacadas del fotoperiodismo mundial.

Flat broke, 1936

Dorothea Margarette Nutzhorn nació en Hoboken, Nueva Jersey (EE. UU.), el 26 de mayo de 1895. Se quitó su segundo nombre y adoptó el apellido de soltera de su madre, Lange.

A la edad de 7 años padeció poliomielitis y como era usual en la época, los niños con dicha enfermedad recibían tratamiento de manera tardía. Esto la hizo crecer con una constitución débil y deformaciones en los pies, lo que no le impediría emprender su carrera futura.

Estudió fotografía en Nueva York como alumna de Clarence H. White e informalmente participó como aprendiz en numerosos estudios fotográficos como el del célebre Arnold Genthe.

Cambio de rumbo

En 1918 se trasladó a San Francisco en donde abrió un exitoso estudio. En 1920 se casó con el notable pintor Maynard Dixon, con el cual tendría dos hijos. Trabajó un tiempo fotografiando a familias adineradas pero pronto caería en cuenta que este trabajo no tenía nada que ver con ella.

Lange decidió llevar el objetivo de sus cámaras del estudio a las calles. Corrían años duros. La mayor crisis económica del siglo XX asoló al país y al mundo durante toda la década del treinta y parte de la década del cuarenta. El comercio internacional descendió casi un 60% y la desocupación en Estados Unidos aumentó al 25%. La misería abundaba.

Familia caminando en la carretera (1936)

Sus estudios de desempleados y gente sin hogar llamaron pronto la atención de fotógrafos locales. Fue contratada por la administración federal.

En diciembre de 1935 se divorció de Dixon y se casó con el economista agrario Paul Schuster Taylor, profesor de la Universidad de California. Taylor formó a Lange en asuntos sociales y económicos, y juntos realizaron un documental sobre la pobreza rural y la explotación de los cultivadores y trabajadores inmigrantes durante los siguientes seis años.

Entre 1935 y 1939, Lange trabajó para departamentos oficiales, siempre retratando en sus fotos a pobres y marginados, especialmente campesinos, familias desplazadas e inmigrantes. Distribuídas sin coste a los periódicos nacionales, sus fotos se transformaron en iconos de su era.

Missipi Delta, 1936
Familia de trabajadores agrícolas migrantes (1936)
Hombres al lado de la carretilla (1934)

 

Niña mexicana (1935)

En 1941, Lange recibió el premio Guggenheim Fellowship por la excelencia en fotografía.

Evacuación japonesa

Después del ataque a Pearl Harbor, utilizó su prestigio para registrar la fuerza de la evacuación de los japoneses estadounidenses en los campos de concentración del occidente del país. Sus imágenes fueron tan obviamente críticas que el Ejército las embargó.

Abuelo y nieto, concentración japonesa de Manzanar (1942)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *