Juana se organiza

7 tips para organizarte mejor en el trabajo

Si las tareas pendientes rebasan tu capacidad, es hora de que aprendas a planificar tu trabajo; el truco es concentrarte en las actividades esenciales y dejar la recreación para después.

Pasos de oro

Según los expertos consultados, esto son algunos elementos que debes evaluar en tu día a día, y su modificación podría ayudar a hacer rendir mejor tu tiempo. Toma nota:

1. ¿Adicto a Facebook? De acuerdo con el estudio “El uso del tiempo” realizado por especialistas de la Universidad Autónoma de Barcelona, una constante en los trabajos es invertir varias horas del día no sólo en chatear, sino en leer blogs, contestar correos y entrar a redes sociales .

Concéntrate en contestar mensajes importantes o que debas darle seguimiento, y deja para el final del día las visitas a sitios como Facebook o el mail de tus amigos, éstos los puedes revisar en casa. Puedes instalar alguna herramienta, como MeeTimer, que indica cuánto tiempo pasas en cada sitio web que visitas.

 

2. Sigue tu reloj: Establece en qué hora del día te sientes más productivo, por ejemplo a medio día, y en cuál menos. Aprovecha ese lapso para realizar los pendientes más importantes. Eso sí, trata de cumplir con esa rutina, si decides trabajar arduamente entre 10:00 y 13:00 horas, organízate para ello.

 

3. Enlista tus actividades. En un trabajo “todo es importante”, pero debes aprender a priorizar cada acción. Reúnete con tu jefe, pídele que te indique si existe una labor a desarrollar de inmediato y enfoca tu energía en eso.

 

4. Descansa. Si bien es importante que en tu rutina fijes un espacio, de unos 5 a 10 minutos, para pararte a caminar o hacer una llamada pendiente, evita que la ida por el café se convierta en media hora.

5. Pon orden. El primer paso para ser productivo es el ‘orden’. Si tienes varias versiones de un documento, depura, hasta dejar la que tenga los últimos cambios. Utiliza un archivo de excel o algún programa para guardar números.

 

6. Ubica tu foco de atención. Si te encanta leer el periódico o revisar las ofertas que te mandan por Internet, hazte un espacio para ello, sin que intervenga en tu horario laboral.

7. Aprender a decir “no”. Es importante que aprendas a utilizar esta palabra. Si un amigo te insiste en que salgan cuando tienes tu agenda recargada o un jefe quiere agregar más tareas a pesa de que ya estás ocupada, intenta decir de forma asertiva: no.

 

 

 

Fuente: Expansión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *